La invención de Hugo, el tributo de Scorsese al cine .

A poco tiempo para que se celebre la 84 edición de los Oscar (que os he comentado aqui), quiero hablaros de la que se presenta como gran ganadora con 11 nominaciones: una película con encanto, con una fotografía excelente y una estética vintage en los parisinos años 30. Quizás con un argumento sencillo pero que con algo que la hace especial ¿será que este año están triunfando las odas y guiños a los origines del séptimo arte?

El film es obra del aclamado cineasta Martin Scorsese quien realiza por primera vez en su carrera una película en 3D, la cual ya le ha traido además un Globo de Oro. De Martin Scorsese poco podemos decir que ya no sepáis. Artifice de filmes como “Taxi Driver”, “Toro Salvaje” y “La Última Tentación de Cristo”, hablan por sí solas, como clásicos indiscutibles que son. La diferencia con su última obra es que pasa de crear personajes retorcidos envueltos en historias llenas de violencia a un niño de curiosos ojos azules que se enfrasca en una aventura para todos los públicos, un género atípico para él.

La cinta (basada en libro gráfico “The Invention of Hugo Cabret”, de Brian Selznick) se sitúa en plenos años 30 a punto de entrar en la Segunda Guerra Mundial y cuenta la historia de Hugo (Assa Butterfield). Hugo, el eterno amigo de ojos azules de “El niño del pijama de rayas”, es hijo de un relojero que busca terminar de armar un robot autómata. Pero su padre muere, dejándolo al cuidado de su tío, quien se encarga de mantener los relojes de una estación de trenes en París. En este entorno de estética vintage y nostálgica, entre el laberinto de engranes y manecillas, Hugo vivirá tratando de terminar el trabajo de su padre, desatando una aventura que lo llevará hasta el origen mismo del cine. Acompañado de una niña llamada Isabelle (Chloë Grace Moretz), ambos buscarán revelar el misterio que esconde este robot, así como el amargado juguetero George Méliès (Ben Kingsley), un personaje con una íntima relación con el séptimo arte.

De este modo, el galardonado director, busca hacer un tributo al cine mismo. Esa maravilla de sentarse la oscuridad y dejar que las imágenes de la pantalla te hagan soñar con tiempos y mundos imposibles. Una verdadera carta de amor, con una fotografía y una estética impresionantes a las primeras películas, llena de ilusión, ternura, emoción y misterio, en la que la invención del cine por los Hermanos Lumière y su impulsor Georges Méliès tienen también su papel en la película.

¿La has visto ya? ¿Qué te parece? ¿La ves como gran triunfadora de los Oscar o crees que será la clásica The Artist más galardonada que este cuento en 3D? Cuéntanoslo. ¡Os dejo el trailer!

¿Y tú que opinas? ¡Cuéntanoslo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s